Cabaña del árbol en El Hayal de Aloños

El Hayal de Aloños para niños / Foto: El Hayal

En las afueras de Aloños municipio de Villacarriedo en Cantabria, no muy lejos de Santander, se encuentra este centro de turismo ecológico inmerso en una hermosa zona natural con río y bosque, donde se tienen disponibles variasccabañas e incluso algunas alternativas de descanso a la altura declas copas de los árboles; aquí te contamos más acerca de estebfabuloso lugar para desconectarte del mundo cotidiano.

Hayal de Aloños

Se trata de una finca con varias cabañas y alternativas de glamping, en un área de gran belleza natural donde se percibe un clima de tranquilidad, en un entorno natural lleno de vida.

Foto: El Hayal de Aloños
Foto: El Hayal de Aloños

El sonido de los pájaros y el ruido del arroyo son algunos de los detalles que te ayudan notablemente a relajarte y desconectar en un entorno que se percibe limpio y natural, además de resultar bastante económico, aunque con las cualidades básicas para una estancia en la naturaleza, y manteniendo la comodidad.

Las cabañas también tienen diversas formas y estilos, algunos muy originales, mientras que también existen alternativas de glamping, es decir una especie de tiendas de campaña pero más grandes y acondicionadas para tener al interior las características básicas de una estancia con mayor comodidad, como colchonetas, ducha, sillas, bancos, armarios, ideal para quienes gustan de acampar pero sin tener que sacrificar lo más confortable.

Cabañas en las copas de los árboles

La cabaña que realmente se encuentra en lo alto de un árbol vivo -y algunos troncos-, es en realidad una casita del árbol para niños, la cual se encuentra a un costado de la cabaña rural el Cerezo, no obstante que arriba pueden dormir cómodamente los menores en una cama con mosquitera, una experiencia que seguramente les encantará.

La cabaña complementaria es donde se encuentran todas las comodidades de un alojamiento moderno, con su pantalla plana, cocina con nevera y pequeña estufa, sala, baño con ducha y una habitación para dos personas.

Al igual que el resto de cabañas, cada una cuenta con su propio patio y parcela, los cuales no se comparten entre clientes, pues la zona es bastante amplia y todas las cabañas y tiendas están alejadas entre sí.

Hay también otra cabaña en las alturas que está en su mayor parte sobre troncos de madera, y que a través de sus ventanales te permite sentirte también al interior de las copas de los árboles, se llama El Capricho y cuenta con múltiples habitaciones, siendo una de las más grandes en su tipo en la región.

Se trata de una cabaña a dos pisos, donde también se tiene bañera, sala comedor, baño completo y al igual que el resto de construcciones del lugar, trata de utilizar materiales y técnicas ecológicas para compaginar de mejor forma con el entorno.

Dentro de las opciones de glamping también hay algunas que se encuentran sobre un soporte de madera, lo que te permite estar lejos del piso, lo cual resulta una alternativa particularmente útil para días con mayor probabilidad de lluvia.

Un majestuoso lugar / Foto: El Hayal de Aloños
Un majestuoso lugar / Foto: El Hayal de Aloños

Un majestuoso lugar

Al tratarse de cabañas y tiendas ecológicas sencillas, no esperes grandes lujos, aunque el precio también resulta muy accesible, tan solo 20€ por persona en días hábiles y 25€ los fines de semana, incluso en temporada alta, solo hay que consultar previamente la accesibilidad para confirmar también la cabaña de tu interés.

Aunque el alojamiento es sencillo, el trato de los propietarios es bastante agradable y te ayuda a solucionar cualquier posible inconveniente, no obstante que también vale mucho la pena por la belleza del lugar, además de que se encuentra muy cerca de muchos sitios atractivos y con actividades por hacer.

No Comments Yet

Comments are closed