Tiny house: un movimiento para vivir la vida en sencillo

Tiny houses / Foto: NimmETinyHouse [CC-BY-SA-4.0] vía Wikimedia Commons

Entonces, ¿de qué se trata el movimiento Tiny house? ¿Qué es lo que atrae a tanta gente el vivir en un hogar pequeño? ¿Por qué hay tanta gente que quiere cambiar su estilo de vida para poder vivir en pequeño? Las respuestas a estas preguntas son muchas, y cada individuo tendrá su propia respuesta, hay realmente tres razones principales por las que la gente está eligiendo vivir de manera sencilla.

La mayoría de las personas que se van a vivir a una tiny house están buscando vivir más barato, incluso sin hipoteca, ya que esto les permite gestionar mejor su dinero y, por lo tanto, más libertad para hacer las cosas que quieren hacer en la vida. Sin tener que trabajar para pagar una hipoteca enorme, tienen más tiempo y dinero para hacer las cosas que realmente les inspiran. Hoy en día, la mayoría de la gente gasta entre un cuarto y un tercio de sus ingresos en pagar su casa, ya sea que alquilen o sean dueños de su propia vivienda. Esto es una gran cantidad de dinero que la gente está pagando cada mes. Los que viven de manera sencilla, aquellos que optaron par la vía tiny house, son en su mayoría personas que viven sin alquiler ni hipoteca. Hay algunas personas que optaron para algún tipo de de hipoteca para su casa pequeña, pero estos son los menos.

La segunda razón está a veces estrechamente relacionada con que mucha gente está buscando la libertad de viajar y tener una vida más aventurera. Muchas de las personas que viven en casas pequeñas trabajan por cuenta propia o tienen trabajos que les permiten trabajar desde cualquier lugar que elijan. Para estas personas, la movilidad de una pequeña casa sobre ruedas es ideal. Además, sólo el hecho de que el espacio sea tan pequeño, la gente no tendrá que dedicar tanto tiempo a la limpieza, el mantenimiento y la conservación. Esto, una vez más, libera su tiempo para actividades más placenteras.

La tercera razón principal por la que muchas personas se están volviendo a la vida tiny es para simplificar sus vidas, reducir su huella de carbono y vivir de manera más sostenible. Hay una serie de ventajas de vivir en casas pequeñas que tendrán un impacto positivo en el medio ambiente. La mayoría de las casas pequeñas se construyen para ser más eficientes energeticamente. Su pequeño tamaño también significa que se necesita mucha menos energía para calentarlas o enfriarlas.

Tiny house en Portland / Foto: Tammy [CC-BY-2.0] vía Wikimedia Commons
Tiny house en Portland / Foto: Tammy [CC-BY-2.0] vía Wikimedia Commons

Vivir en pequeño significa que no se acumulan las “cosas” con las que la mayoría de las personas viven y en las que ni siquiera se piensa. Sólo mira tu armario de ropa para hacerte una idea. ¿Cuántos de nosotros tenemos veinte o treinta camisas y diez pares de jeans? ¿Cuántos vestidos hay en nuestro armario, y un par de zapatos diferentes para acompañarlos? ¿Qué hay de tu garaje?

Para muchas personas, su leitmotiv ha cambiado. No se trata necesariamente de trabajar de 40 a 60 horas a la semana para pagar una casa grande, un coche de lujo y todas las cosas que se pueden comprar para impresionar a tus vecinos y amigos —el viejo sueño americano—. No, para muchos, ahora se trata mucho más de poder experimentar más en la vida. Muchos de los propietario de tiny houses trabajan desde la comodidad de sus hogares. Para muchas personas, todo lo que necesitan para trabajar es un ordenador portátil y una conexión a Internet, algo fácil de conseguir en un hogar pequeño. Vivir en pequeño se trata de ahorrar dinero y ganar tiempo, tiempo. Ese tiempo y dinero puede ser gastado con amigos y familiares, haciendo las cosas que traen alegría y consuelo. Para muchos, esta forma de vida es el nuevo sueño americano. Aquellos que viven en pequeñas casas diminutas están, en muchos sentidos, viviendo vidas más grandes. En general, tienen más tiempo y dinero para vivir la vida más plenamente.

Vivir en pequeño en la ciudad: el nacimiento del “microapartamento”.

En los últimos años, el movimiento de las tiny houses se ha convertido en el centro de atención. La elección de vivir en una pequeña casa ya no se considera “marginal”. En los primeros años del movimiento, sólo las personas más intrépidas y aventureras consideraban que “vivir en pequeño” era una opción viable, y aún menos estaban dispuestas a salir a construir su propia casa. Muchos de los primeros “pioneros” del nuevo movimiento construyeron pequeñas casas móviles sobre ruedas. Las razones de ello eran a menudo de dos tipos.

En primer lugar, en muchas jurisdicciones, los códigos de construcción locales no permitirían una estructura permanente que estuviera por debajo de sus requisitos mínimos. La segunda razón para construir pequeñas casas sobre ruedas era obvia, querían tener más movilidad. Estas personas intrépidas querían tener la libertad de trasladar su hogar e ir a donde el espíritu los llevara, no estar atados a un solo lugar.

Hoy, las cosas han cambiado. Vivir intencionalmente en un tiny house ya no está reservado sólo para aquellos que buscan vivir en una pequeña cabaña, casa de campo o pequeña casa sobre ruedas. Con la turistización de las ciudades y el aumento de los pisos turísticos, junto con el aumento de jóvenes que eligen vivir el estilo de vida urbano, se ha dado una escasez de viviendas asequibles en los centros de las ciudades. Existe así una necesidad de alternativas más baratas a los condominios o apartamentos estándar. Para aquellos jóvenes urbanos que buscan el minimalismo como modo de vida, a bajo costo, mientras mantienen un estilo de vida social activo, ahora también tienen más opciones. Con la creciente popularidad del movimiento tiny house, ha habido un aumento en la demanda de apartamentos diminutos también. Para satisfacer esa nueva demanda en el mercado de la vivienda, en los últimos años ha aparecido un nuevo tipo de vivienda urbana, conocida como “microapartamentos”, en algunas de las ciudades más grandes del paí

Os recomendamos estos libros, seguro que os inspiran y animan a seguir esta filosofía… al menos, seguro os harán reflexionar a cerca del espacio real que utilizamos en nuestro día a día.

Más que estudios, los microapartamentos son un nuevo concepto de vida urbana. Muchos microapartamentos son más pequeños incluso que los apartamentos-estudios, algunos de entre 25 y 35 metros cuadrados. Están diseñados con un espacio más “comunitario”, basado en el supuesto de que si vives en sólo 25 metros cuadrados más o menos, no pasarás la mayor parte de tu tiempo dentro del apartamento. Muchos de estos nuevos estilos de apartamentos que se están construyendo incluyen un comedor común, espacios de salón (muchos con TV y Wi-Fi disponibles), así como espacios comunes para realizar ejercicio y espacios al aire libre. Esto permite un ambiente más social. Ya sea que un inquilino esté socializando con sus vecinos o entreteniéndose con amigos, estas áreas comunes compensan las limitaciones del espacio de entretenimiento dentro de sus pequeños apartamentos.

Ya que están construidos intencionalmente con espacios más pequeños y amenidades particulares, otra ventaja de los micro apartamentos, es que a menudo se alquilan por menos que los típicos apartamentos-estudios en los mismos barrios. Es fácil entender por qué estos edificios se están volviendo cada vez más populares, con más comodidades y costos más bajos que el típico apartamento. Esta es una tendencia creciente en las ciudades que marcan la tendencia en cada país.

Sin embargo, como con cualquier concepto nuevo, no están exentos de sus detractores. Dado que la mayoría de estos micro edificios de apartamentos atienden a las poblaciones urbanas más jóvenes, estudiantes y jóvenes profesionales, a veces tienen a largo plazo conflictos con los residentes de los barrios. Hay algunos que se quejan de que con el aumento de la densidad de población causado por los edificios de micro apartamentos, aumenta la tensión entre los vecinos. Muchas de estas áreas tienen un espacio limitado de estacionamiento y recreación donde ahora habrá más competencia por estos y otros servicios. Mucha gente también cree que los microapartamentos pueden ser perjudiciales para los barrios porque son vistos como moradas más transitorias donde la gente es menos propensa a echar raíces. En otras palabras, muchas personas prevén que estos inquilinos “superarán” sus pequeños espacios, deseando hogares más permanentes y espaciosas a medida que envejezcan. Sólo el tiempo dirá si ese es el caso o si aquellos que actualmente están apostando por ese estilo de vida continuarán en ese camino incluso a medida que envejezcan y tengan sus propias familias.

Será interesante ver qué les depara el futuro a los microapartamentos y si serán construidos y comercializados exclusivamente para los jóvenes urbanitas o si el mercado se expandirá para incluir también a los adultos más maduros, posiblemente incluso a las personas de la tercera edad.

¿Vivir en pequeño es apto para ti?

Vivir en “pequeño” no es para todos. Aunque la idea de vivir en una casa pequeña o diminuta puede sonar atractivo, hay muchas cosas que deben considerarse. Las necesidades básicas de ti y tu familia deben ser satisfechas. Para la mayoría de nosotros, adaptarse a un estilo de vida minimalista es un cambio importante y estresante. Antes de elegir entrar en una casa diminuta, realmente necesitas analizar seriamente cómo vives en tu hogar actual y qué cosas tendrían que cambiar con una drástica reducción de espacio. A continuación te presentamos algunas de las innumerables preguntas que debes hacerte para determinar si vivir en un tiny house es lo tuyo.

Interior de Tiny house / Foto: Tammy [CC-BY-2.0] vía Wikimedia Commons
Interior de Tiny house / Foto: Tammy [CC-BY-2.0] vía Wikimedia Commons

¿Cuántas personas vivirán en su pequeña casa? ¿Cuánto espacio necesita realmente cada individuo? ¿Cuántos “dormitorios” necesita en realidad? ¿Pueden todos los miembros de tu familia reducirse a los estándares minimalistas que se requieren para una vida sencilla y seguir siendo cómodos y felices? ¿Cuándo y con qué frecuencia recibes a invitados en casa? ¿Organizas grandes fiestas o sólo reuniones íntimas? ¿Cómo será absorbido eso por tu pequeño espacio? ¿Cuáles son tus pasatiempos? ¿Necesitas mucho espacio de almacenamiento o un gran espacio de trabajo? Si coleccionas sellos, probablemente estés bien, pero si te gusta trabajar la cerámica y necesitas un lugar para un horno, es posible que tengas un problema. ¿Qué hay de tu equipo deportivo o de ejercicio?

¿Tienes mascotas? Si no puedes vivir sin tus mascotas, recuerda considerar su bienestar también. ¿Pueden satisfacer sus necesidades viviendo en una casa pequeña? ¿Tienes un perro grande que necesita espacio para vagar o varios gatos con una o más cajas de arena? Es importante que pienses en estas cosas. Si ahora tienes una caja de arena escondida en tu casa “grande”, ¿dónde la colocarías en la nueva y diminuta casa? ¿Cómo afectaría el olor en un espacio mucho más pequeño?

Muchos de nosotros, estamos enamorados de las compras. Tendemos a acumular muchas “cosas” sólo por un capricho o deseo momentáneo. La compra por impulso es una forma de vida para muchos de nosotros. Fíjete en tus hábitos personales de compra. Una de las cosas que debes hacer al considerar vivir en una tiny house es mirar alrededor de tu hogar actual. Fíjate cuántos artículos compraste cuando realmente no los necesitabas. ¿Cuántos de estos artículos se usaron o disfrutaron por un corto tiempo y luego se guardaron en el armario? ¿Cuánta ropa tienes? ¿Cuántos pares de zapatos? ¿Realmente necesitas un gran armario o puedes arreglártelas sin él? El espacio de almacenamiento es escaso cuando se vive en un espacio pequeño. Mira estas cosas honestamente. Necesitas saber a lo que puedes renunciar de manera realista y qué cosas tienen demasiado significado o son demasiado importantes para tu vida.

¿Te gusta cocinar o comer fuera de casa la mayoría de las veces? ¿Qué hay de los olores de la cocina que impregnan todo su espacio vital? ¿Puedes adaptarte a una cocina más pequeña? Algunas casas pequeñas pueden tener electrodomésticos de tamaño completo, pero siempre hay compensaciones. Si quieres electrodomésticos grandes, es posible que tenga que renunciar al espacio en el mostrador u otras áreas de la casa. ¿Quieres poder lavar la ropa en casa o ir a una lavandería? Hay algunas buenas opciones para lavar la ropa en una casa pequeña. Hay unidades apilables de tamaño pequeño, así como unidades todo-en-uno que lavan y secan su ropa.

¿Qué hay del baño? ¿Tienes niños pequeños y necesitas una bañera? ¿Servirá con una ducha? ¿Deseas una cabina de ducha separada o puedes utilizar todo el cuarto de baño como un “cuarto húmedo”, lo que podría ahorrar espacio para otras áreas?

Si tienes un espacio exterior adecuado donde se ubicará tu pequeña casa, entonces muchos de estos problemas de espacio pueden ser mitigados de alguna manera. Puede tener un patio al aire libre para el entretenimiento y para que los niños jueguen y estudien. El espacio en el patio también puede ayudar con tus mascotas. Sin embargo, ten cuidado al pensar en las opciones de almacenamiento exterior para todas tus “cosas”, ya que una de las metas de “vivir en pequeño” es reducir el consumo y vivir de forma más sencilla.

Ya que a menudo es difícil visualizar realmente cuánto espacio hay (o no hay) en una casa pequeña, te recomiendo que trates de obtener alguna experiencia de primera mano de una casa pequeña. Si tienes la suerte de vivir cerca de un constructor de tiny houses, te sugiero que lo visites. Haz un recorrido por algunas de sus casas, camina alrededor y observa las cocinas, los baños y las áreas para dormir y para vivir. ¿Te imaginas viviendo en un espacio de ese tamaño? Se realista contigo mismo. Nunca estarás feliz y cómodo en una casa pequeña si tienes que renunciar a demasiadas cosas que amas. Mientras estás allí, habla con los constructores, haz muchas preguntas. Y por qué no preguntas a algún propietario de una casa pequeña. ¿Cual es su experiencia?

También puede ser una opción ver si hay un pequeño hotel en tu área o si alguien en tu área está alquilando pequeñas casas como alquileres vacacionales. Esto se está volviendo más y más popular ya que muchas personas pueden generar un segundo ingreso alquilando una pequeña casa en sus patios traseros.

Puedes alquilar una cabaña de un tamaño similar a lo que estás considerando necesario. Una semana de vacaciones en una cabaña de montaña o en una cabaña en la playa te ayudará a tener una mejor idea de cuánto espacio hay disponible y si funcionaría para ti y tu familia.

Mi mejor consejo es que mires seriamente antes de aventurarte a la “vida en pequeño”. Puedes ser un gran creyente y fanático de las casas pequeñas, pero aún no te has dado cuenta si puedes reducir tu vida lo suficiente como para hacer de ella una opción viable. Sólo tú puedes responder a la pregunta: “¿”Vivir en pequeño” es bueno para mí?”

No Comments Yet

Comments are closed