Casa del árbol de Huétor Santillán

Casa arbol / Foto: Huétor Santillán

En el interior del hermoso Parque natural de Sierra de Huétor, en el corazón de Granada, se encuentra esta acogedora cabaña en el árbol, con espectaculares vistas y un entorno ideal para los amantes de la naturaleza; propiedad de una asociación ambientalista, es una estupenda oportunidad para disfrutar de la tranquilidad del bosque, pero también para aprender una gran variedad de técnicas de permacultura que se practican en el lugar, aquí te contamos los detalles que debes conocer de este fantástica casa del árbol.

Parque natural de Sierra de Huétor

Localizado a unos 30 km al noreste de la ciudad de Granada, este parque natural de más 12 mil has. alberga no solo a la sierra de Huétor, sino también otras más como la de Alfaguara, la de Cogollos, la de Beas y la Sierra Arana, con apacibles bosques de media montaña, donde también se incluyen imprescindibles paisajes como el del Mirador de Sierra Nevada.

Parque natural de Sierra de Huétor
Parque natural de Sierra de Huétor / Foto: Huétor Santillán

Por este motivo también es una parada común para amantes del senderismo, ya que por la zona discurren atractivas rutas como el Qaryat-Al-Watá, las Trincheras de los Atajuelos, de Cerros del Muerto, de Cerro Tamboril, la ruta de Prado Negro al Molinillo, así como también desafíos de mayor exigencia como la ascensión a Calar Blanco.

La cabaña en el árbol de Huétor Santillán

Se trata de una cabaña pequeña pero bastante cómoda y pintoresca; se ubica a una altura de unos 3 metros en lo alto de frondosos cipreses, y para llegar a ella hay que subir por una escalera a través de una encina y luego cruzar un puente colgante, lo que le otorga un plus de emoción.

La cabaña es pequeña, solo tiene actualmente una cama, por lo que es apta para 1 o 2 personas, quizás acompañadas de un bebé (cuenta con cuna), y los finos acabados y grandes ventanales para disfrutar el entorno, ofrecen una mágica experiencia.

En la parte externa dispone de un baño seco y cocina compartida, con la ventaja de que hay gas disponible, así como también un estanque y zona de hamacas para relajarse en un entorno natural.

Un lugar para disfrutar

Esta casa del árbol es propiedad de una asociación protectora del medio ambiente, y la administra una hospitalaria pareja; cuenta en el lugar con un huerto, gallinero y diversas instalaciones de madera, donde obtendrás un recibimiento cálido, así como asesoría en cuanto a la construcción de cabañas y diversas técnicas de permacultura, siempre con un enfoque de sustentabilidad y protección de la naturaleza.

De julio a mediados de septiembre se tiene disponible también una piscina al natural, y no solo por su agua de manantial, sino porque al interior tiene simpáticos pececillos; deberás darte una ducha antes de meterte si llevas puesto bloqueador o algún otro químico en el cuerpo.

Recomendaciones

El lugar es soleado la mayor parte del año; la temperatura suele rondar entre los 18 y 30 grados, solo que en los meses de diciembre y enero llega a descender aún más y no son extrañas las nevadas. Para los más frioleros decir que la casa del árbol cuenta con calefacción.

Casa arbol / Foto: Huétor Santillán
Casa arbol / Foto: Huétor Santillán

De fácil acceso, cuenta con aparcamiento gratuito.

La estancia es también una forma de apoyar los trabajos de la asociación ambientalista, disfrutando de la tranquilidad y belleza de este entorno natural imperdible.

Las calificaciones de los usuarios
que han usado esta casa del árbol, a través de plataformas como
Airbnb, son excelentes, lo que da cuenta de la calidad de la
experiencia que este fabuloso lugar tiene para ofrecer, además de
que también se tienen los contactos para practicar en los
alrededores diversas actividades y deportes extremos al aire libre.
Sin duda una experiencia fascinante que vale la pena disfrutar.

No Comments Yet

Comments are closed